fbpx

Estoy aquí para ayudarte a
vivir plenamente a través de

la práctica de mindfulness

Creo en el potencial del ser humano y en su capacidad para ser consciente, crecer y evolucionar

TODOS TENEMOS ESE PODER VITAL

La práctica de mindfulness te ayuda a tomar conciencia de esto y te enseña a utilizar tus propios recursos para vivir con plenitud. Mi trabajo es ayudarte a profundizar en ello y estoy a tu disposición si quieres que te acompañe.

Me llamo Carolina Ortega...

Empecé a meditar con grupos de tradición budista y de práctica vipassana. Realicé el programa MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction) a través del Instituto Nirakara, en la Universidad Complutense de Madrid y en la misma ciudad me formé como profesora de meditación en Causay – Ananda, Federación Internacional de Terapias Complementarias. 

Estoy certificada como instructora de los  programas MBPM – Mindfulness para la Salud  y Mindfulness para el Estrés de Respira Vida Breathworks, reconocidos internacionalmente como intervenciónes basadas en mindfulness en contexto psicoeducativo, con efectos y beneficios comprobados científicamente,  adheridos a la Red Española de Programas Estandarizados  de Mindfulness.

Imparto talleres, cursos  y retiros de mindfulness y meditación a través de  La Isla Interior y también en distintas escuelas y salas de Palma de Mallorca

Me apasiona enseñar poniendo todo lo que se y lo que soy a disposición de las personas que deciden compartir conmigo el fascinante mundo de la práctica meditativa.

Aunque los caminos de búsqueda son numerosos,
la búsqueda es siempre la misma.
- Rumi.

Has llegado hasta estas palabras buscando...

Quizá una nueva satisfacción o la tan deseada felicidad, todos andamos buscando lo mismo. A través de mi propia experiencia  descubrí que la traemos de fábrica, pero la perdimos de vista. Se trata de una capacidad innata que podemos desarrollar y fortalecer.

Mindfulness_Line

ESTO VA SOBRE MI PERO PUEDE QUE RESUENE EN TI

Nací en La Rioja, pero la mayor parte de mi vida ha sido entre Mallorca y Madrid. Durante muchos años pensé que la felicidad era una cuestión de mapa, que estaba en algún lugar donde se podía aterrizar y encontrar. Que la insatisfacción podía dejarse atrás volando a otra parte, cambiando de escenario. 

Hoy sé que no se trata de donde estés o a dónde vayas, podría vivir en cualquier parte del mundo si no hace mucho frío.

Creo que pertenezco a una generación y a una sociedad enfocada en exceso en el hacer, tener y parecer. Busqué también la felicidad en la belleza y durante años me dejé llevar por el  intento agotador de alcanzar la perfección, algo que solo existe como estrategia de marketing. Me perdí en esa profesión trabajando hasta olvidarme de mi misma. Antes de este proyecto han existido otros con los que podría decirse, he llegado lejos. 

Nada parecía ser suficiente.

Y lo intenté, por supuesto, con los demás. La mayoría de las veces me encontré con personas ignorando la vida, dejándose llevar por la inercia o buscando lo mismo que yo de maneras similares, como si con el siguiente hito, trabajo, pareja, hijo, viaje, evento o adquisición fuésemos a llegar al escurridizo reino de la felicidad, para quedarnos, para siempre.

El privilegio de una vida es convertirse
en quién realmente eres.
- Carl Jung.

Soy madrugadora. Durante las primeras horas del día dispongo de un impulso especial, una energía serena que me gusta disfrutar y aprovechar para hacer cosas importantes; meditar, practicar yoga, escribir, leer o cocinar. Formas de conectar conmigo misma ejercitando y alimentando cuerpo, mente y alma.

Una vida sencilla con la que me siento rica.

No soy ninguna mística hablando de espiritualidad como la solución para todos los problemas terrenales. La familia, los amigos, el amor o el trabajo y las cosas materiales siguen siendo vitales también para mi, con sus luces y sus sombras.

Sensible pero valiente y curiosa. En los libros he encontrado el conocimiento y la inspiración que necesitaba para construir mi vida. 

En uno de ellos me encontré  con la meditación. Nunca imaginé que algo tan sencillo podría cambiarlo todo como lo hizo. La búsqueda a la carrera mirando hacia afuera estaba llegando a su fin.

La práctica me ha dado perspectiva, claridad y calma. Esto se ha ido convirtiendo en la capacidad de poner mis valores personales como base y filtro para todo. La verdad, la libertad, o el amor en sus múltiples formas, son algunos de ellos.

Pretendo no dejar pasar un solo día sin que cuente y esto para mi consiste en ser cada vez más humana, más sabia y consciente.

He dejado de ambicionar muchas cosas, pero mantengo el entusiasmo de perseguir lo que quiero y sobre todo aquello en lo que creo, porque lo he comprobado a través de mi experiencia.

Regresad a vuestra isla interior
- Siddhartha Gautama

Lo dejé casi todo

Excepto unos libros, una caja llena de pequeños objetos que son grandes recuerdos, algo de ropa, un portátil viejo y a mi perrita Berta. Me despedí de Madrid y regresé a la isla, a Mallorca, de donde me fui muy joven con la ilusión de hacer algo valioso con mi vida. 

Creo haberlo conseguido.

Me agarré fuerte a eso que había encontrado meditando, a mí misma, atravesando la tormenta que supuso empezar de cero para dedicarme a profundizar en la meditación y a enseñar esta práctica a otras personas para que también conecten con su felicidad y puedan vivir plenamente, cualesquiera que sean sus circunstancias.

En La Isla Interior…

Vas a encontrar la guía y la formación que necesitas para convertir la práctica de la meditación  mindfulness en un hábito que transforme tu vida, desarrollando tu capacidad de atención y tu consciencia, aprendiendo y disfrutando de cada uno de tus días.

Empieza a Vivir Plenamente

practicando mindfulness

Ir arriba